CRONICA MUTEK 2021

mutek-2021-klubbingkids

MUTEK es y siempre ha sido sinónimo de vanguardia e innovación. En la edición de este año MUTEK ha logrado adaptarse a la situación actual, ofreciendo un formato híbrido, combinando eventos físicos y digitales, lo cual es mucho de agradecer.

Desde Klubbingkids su programación nos ha parecido muy interesante y hemos sido muy afortunados de poder asistir a varios de esos eventos físicos tan variados y creativos. Acompáñanos, pues, a revivir en primera persona estas actuaciones tan innovadoras y talentosas.

MRAK (SALA BARTS)

Nuestra experiencia Mutek dio comienzo el miércoles por la tarde, con MRAK. MRAK es el proyecto en solitario que ha estrenado mundialmente Carmine Conte, la mitad del reconocidísimo dúo Tale Of Us, en la Sala Barts de Barcelona. Sin perder de vista la identidad sonora de su proyecto principal, Carmine ha querido explorar nuevos horizontes creativos con esta actuación en formato Live.

El ambiente antes de entrar al teatro era como si de cualquier otro evento de música electrónica se tratase, con cierto jolgorio, pero sobretodo con ganas de volver a sentir la magia de la música en directo. Una vez dentro, y con todo el público sentado en sus respectivas butacas, se podía palpar una mezcla de expectación y solemnidad en el aire. En el escenario se podía ver mucha maquinaria de todo tipo, desde equipos modulares analógicos, pasando por varios teclados, hasta distintas secuenciadoras digitales y cajas de ritmos. Toda esta tecnología anticipaba lo que iba a ser una actuación de lo más compleja y sofisticada. Con las luces del teatro ya apagadas se podía mascar la emoción del inicio de la actuación, la cual colapsó con el rugir de las primeras notas.

La actuación empezó con un fuerte toque experimental, con muchas capas de sonido distintas, pero muy bien armonizadas y mezcladas. El sonido característico de Tale Of Us se dejaba entrever, sin embargo, el hecho de que Carmine se desplazara de un lado para otro, combinando todos los componentes a su alcance, hacía de la actuación algo único. A medida que iba avanzando la sesión, Conte fue proponiendo ritmos más interesantes y los bajos predominantes hacían que la gente empezase a animarse cada vez más. Se podían empezar a ver los primeros tímidos bailes de algunas personas en sus asientos, lo cual comenzaba a ser inevitable.

carmine-mutek-klubbingkids
Carmine

La experiencia audiovisual era de lo más inmersiva: por un lado el sistema de sonido no tenía nada que envidiar a las mejores discotecas de la ciudad, sumado a un sistema de luces simple, pero muy efectivo, cambiando su color al ritmo de la música. No obstante, por más que un montaje audiovisual tenga muy buenas especificaciones técnicas, si no hay detrás un músico talentoso que sabe leer a su público, la indiferencia entre los asistentes puede crecer sustancialmente; definitivamente no fue el caso. Cada vez era más la gente que no podía contener sus ganas de bailar y se levantaba de su asiento, guardando la distancia de seguridad con el de al lado, pero creando una fuerte conexión con el artista.

Este tipo de eventos en directo no acostumbran a durar mucho más de una hora debido a su intensidad y requerimiento de energía por parte del DJ, pero en esta ocasión Carmine Conte nos deleitó con algo más de hora y media. Sorprendentemente en todo momento parecía que existiera un tipo de narrativa sonora, la cual te llevaba hacia los registros que él quería. Esta habilidad de crear atmósferas sonoras de tal calidad en directo denota un nivel de destreza y creatividad al alcance de muy pocos.

Carmine

En líneas generales, fue un evento en el cual se veía que los asistentes disfrutaron mucho, lo que apunta algo bastante evidente, las enormes ganas que tiene la gente de volver a disfrutar de la música en directo. Por suerte, parece que poco a poco nos vamos acercando hacia esta meta y es, en parte, gracias a eventos de este tipo que volveremos a gozar de una cultura segura.

X/VISIONS (INSTITUT FRANÇAIS)

La segunda actuación a la que asistimos fue X/VISIONS en el Institut Français de Barcelona.

Este año 2021 iba a ser mi primera experiencia en MUTEK. He de reconocer que mis expectativas, a pesar de no conocer en profundidad a los ponentes de los tres Live performances a los que iba a asistir, estaban muy altas.

Se trata de un evento con más de doce años de recorrido en que, año tras año, ha centrado sus esfuerzos en estar en la vanguardia comunicativa y audiovisual a nivel mundial, ofreciendo al espectador una experiencia inmersiva que se sale de la media y que en mi caso, no esperaba otra cosa que no fuera la sorpresa. Y así fue.

Hacer la cola hasta la entrada del Institut Français fue sin lugar a dudas un momento especial. ¿Cuánto hacía que no me encontraba en una situación parecida? ¿Hace cuánto no sentía ese cosquilleo al encontrarme en la antesala de las emociones que nos proporciona una buena sesión musical? Fuera a ver o no a un artista que siguiera con fervor, sentí las mismas emociones que hubiera tenido antes de enfrentarme a una sesión de Marcel Dettmann o Stef Mendesidis. El circuito musical se está activando y es un hecho que hay que sentir y celebrar.

La cola empieza a fluir, y poco a poco nos van acomodando en las butacas del auditorio del Institut. Butacas cómodas, buen equipo de sonido montado para la ocasión y de momento, un telón que escondía la materia prima del primer de los tres conciertos que nos esperaban a todos los asistentes.

El turno es para la portuguesa Sofia Mestre aka Clothilde, con el apoyo del Instituto de Camoes y el consulado de Portugal, ofreciéndonos un live que no dejó a nadie indiferente a través de una construcción impresionante de sintetizadores modulares.





Cuarenta minutos de sonidos punzantes, muy enérgicos, dando rienda suelta al brutalismo sonoro sin concesiones, creando una atmósfera vigorosa donde se pudieron sentir emociones como dolor y el vértigo, a la par que liberación y éxtasis.

El siguiente en actuar fue el productor y artista audiovisual quebequense T. Gowdy, el cual vuelve dos años después a MUTEK con un nuevo live performance. El concierto que nos brindó, de también cuarenta minutos de duración, supuso un punto de inflexión en la jornada que nos ocupaba, dado que pudimos disfrutar de las primeras melodías harmónicas de la sesión, marcado profundamente por estructuras melódicas de ritmos y timbres dinámicos.

La tercera y última actuación fue de la mano de la música y diseñadora de sonido italiana Marta de Pascalis. La propuesta artística de Marta radicó en la generación de una serie de loops “hechos a mano” en directo con cintas de cassette, lo cual fue muy curioso de presenciar, ya que se podía observar las consecuencias que tenían en el sonido la manipulación de dichas cintas de forma manual. Todo un homenaje a la creación musical analógica en vivo.



En definitiva, y a modo de conclusiones de este evento MUTEK X/Visions 2021, me ha parecido que hay propuestas audiovisuales que se salen del circuito estándar musical que merecen mucho la pena, donde podemos encontrar a verdaderos músicos con años de trayectoria perfeccionando su técnica y aportando nuevas formas de experimentar con el sonido, el entorno y las emociones a través de este lienzo tan particular con el que nos proponen algunos de los artistas. ¡Espero poder ver más live performances creativas en la ciudad de Barcelona este verano 2021, si la situación lo permite (y lo va a hacer)!

RAREFACCIÓ (HANGAR)

Casi coordinadamente con X/Visions, en el otro extremo de la ciudad, nos encontrábamos cruzando el portón del complejo de Hangar.org, situado en el barrio del Pueblo Nuevo. Se trata de un espacio increíble dentro del recinto de Can Ricart, una antigua fábrica textil, un reducto de la industrialización vivida en esa área de la ciudad. Su uso en la actualidad es de centro abierto destinado a la investigación y producción artística, donde se da espacio a la creatividad y al arte más disidente y alternativo, que resiste estoicamente en medio de edificios de cristal y modernísimas construcciones.

A pesar de que llegamos una hora de antes de la primera actuación, pillamos entrada por los pelos. Esperamos esa hora en la plaza que hay dentro del recinto, donde se respiraba un ambiente festivo y donde no paraba de llegar gente, que a pesar de no conseguir entrada, disfrutaba en este oasis industrial de los rayos del sol de Mayo.

Rarefacció se ha convertido en un lugar de reunión los viernes por la tarde de Abril y Mayo. Durante 3 horas se da lugar a diversas propuestas de música electrónica y experimental. En esta ocasión, y con el apoyo de MUTEK, se presentaba el Showcase del sello de Atenas Hypermedium, enfocado a la exploración de la música contemporánea.

Dentro de la nave tinieblas, toneladas de humo y luces tenues de colores fríos nos daban la bienvenida. Cuando los ojos se acostumbraron a la oscuridad, entre la neblina, se podían entrever sillas de madera individuales situadas a la distancia de seguridad. Abrió la sesión el napolitano afincado en Barcelona NPLGGN (Giovanni Napolano), que nos llevó en un viaje de una hora por los reinos de la experimentación más abstracta. Fue como un viaje muy introspectivo, ya que con el humo y las luces me daba la impresión que estaba completamente sola flotando en medio de un mundo onírico.

Posteriormente, y sustituyendo a Dave Saved, quien no pudo asistir al evento por motivos de movilidad, nos subió de 0 a 100 en un segundo la energía la barcelonesa Tutu, que fue como una inyección de adrenalina. En mi opinión, lo mejor de la velada. Ritmos bailables, rotos e imprevisibles, ruidos adaptados con maestría a la pista de baile. Los estrobos detrás de ella nos demostraron como se lo pasaba tan bien como nosotros con el espectáculo. Cerró la tarde Evol, con un live que tuvo dos partes.


En la primera, una voz robótica narraba experiencias pasadas, lanzaba preguntas y rendía tributo a Chimo Bayo, acompañando de la experiencia visual de ver plasmadas las palabras en laser azul sobre la negrura de la pared del fondo de la sala. En la segunda, nos quedamos ciegos y sordos con ritmos rave repetitivos y ácidos sin compasión y láseres a toda potencia enfocando al público.

EXPERIENCE 2 (THE GARAGE OF THE BASS VALLEY)

Para acabar, la guinda del pastel, Experience 2 L’Hospitalet. Por primera vez, Mutek presentaba el programa Experience L’Hospitalet, en conexión con dos centros creativos de formación y artes alternativas de referencia en l’Hospitalet de Llobregat, el Pumarejo y The Bass Valley.

En esta ocasión nosotros nos decidimos por la exquisita propuesta que nos presentaba el festival en una de nuestras salas preferidas de la ciudad, The Garage of The Bass Valley, en horario de vermouth, de 15 a 17h. Llegamos a mi callejón preferido justo para la apertura de puertas a las 14,30h. El callejón estaba tan soleado como desierto. Llegué a pensar que nos habíamos equivocado de horario, pero no, es que en España somos de llegar con la mesa puesta, y a esas horas aún no se había puesto ni el mantel…

Dentro de la sala, tuve un “deja vu”. Humo a raudales, oscuridad y luces tenues me volvían a trasladar a ese mundo de ensueño, donde conecto con mi ser más profundo a través de música que me mueve el alma. Las sillas en esta ocasión estaban colocadas por pequeños grupos, y cogimos las de justo enfrente del escenario, lo que nos permitió conectar de lleno con ambos directos.

De repente empezó todo, y esas dos horas pasaron tan rápidas como intensas. Huma rompió el silencio con un estruendo y un relámpago de Strobo. No pude contener un grito desgarrador. Huma es el proyecto personal del gallego afincado en Barcelona Andres Satué, presentando para MUTEK la premiere mundial de “Emergence”, su nuevo álbum inspirado en la Teoría de la Emergencia. Ritmos desbaratados, ruidos, disrupciones, sinergias y estructuras imprevisibles perfectamente organizadas en medio caos. El caos más parecido al paraíso, que se cuela en mi inconsciente y no para de dar vueltas hasta que encuentra el orden o la lógica detrás de él. Felicidad en estado puro.

Un respiro de aire fresco y a la carga de nuevo, que aún quedaban emociones fuertes. La presentación de Seltar, proyecto del productor barcelonés Olaf Blanch, que nació hace un año. Un honor haber presenciado su estreno sobre un escenario en primera fila, y una pena haberlo tenido que vivir sentada en una silla a la que casi me tienen que atar. Ritmos de jungle experimental, bajos potentes y beats ultraprocesados invitaban a experimentar con el cuerpo y a viajar con la mente.

Pasados unos días de toda la experiencia, aún me siento abrumada por esta sensación que hacía más de un año que no tenía, el “mood de festival”, de irte a la cama sabiendo que al día siguiente tendrás más de eso que te da la vida, que le da sentido y alegría a tu existencia.

Larga vida a MUTEK

Crónica por : Noel Brufau, Alba Aranda y Lluis Iglesias

CRONICA MUTEK 2021

Hemos sido muy afortunados de poder asistir a Mutek 2021. Acompáñanos, pues, a revivir en primera persona las actuaciones tan innovadoras y talentosas del festival y a conocer como ha sido esta edición tan especial.

Leer más »

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Klubbingkids Magazine

Klubbingkids Magazine

KLUBBINGKIDS MAGAZINE
Suscríbete a nuestro newsletter semanal y recibe todo nuestro contenido en tu mail.
Otras noticias

No dejes de leer nuestras últimas noticias sobre música electrónica

Te recomendamos :