El universo Kraftwerk: robots, máquinas y futurismo.

Kraftwerk-klubbingkids-especial

Kraftwerk ha conseguido durante todos sus años de actividad escribir páginas muy importantes en la historia de la música electrónica con álbumes como Radioactivity, que salió en 1975

Düsseldorf, Alemania. 1968

Florián Schneider y Ralph Hütter son dos jóvenes estudiantes de la Academia Remscheid, un conservatorio en la tierra del Rhin, donde coincidían en las clases de improvisación musical. Alemania estaba viviendo una época de vacío cultural posguerra y fue en este clima de inestabilidad e incertidumbre donde se sembró el germen de la electrónica moderna.

A diferencia de U.K, dominada por corrientes musicales más rock y pop, en la Alemania Occidental de finales de los años 60 en boga era un estilo experimental que mezclaba sonidos electrónicos, ácidos y progressive rock : el Krautrock, una peculiar fusión de electrónica primitiva, ritmos psicodélicos, atmósferas industriales y ritmos repetitivos.

Florián y Ralph son dos chicos curiosos y experimentadores que decidieron dar vida a un grupo llamado “Organisation”, que fue muy representativo para aquel movimiento. Este proyecto duró un EP y no pasó mucho hasta que los dos amigos juntaron la esencia del Krautrock con los ritmos psicodélicos dando vida a Kraftwerk, el grupo más influyente de la electrónica mundial. Han sido pioneros y creadores de un estilo propio, adelantándose años luz de la época en la que vivían. Han sido unos exploradores, unos vanguardistas.

Kraftwerk

En 1971 editan el primer álbum, Kraftwerk 1 rico en sonoridades experimentales. Tras algunos cambios de formación, al año siguiente dan a luz Kraftwerk 2 donde por primera vez se utilizan instrumentos electrónicos: un concepto totalmente futurista. 1973 fue un año muy importante para ellos, ya que finalizaron el trabajo de su famoso estudio de grabación bautizado con el nombre “Kling Klang”, básicamente, los Abbey Road de la música electrónica. El primer trabajo que salió de aquel mágico lugar fue “Ralf & Florian”, con el cual nos hipnotizan con sonidos experimentales y una presencia masiva de synths. Fue este el álbum que les abrió mas puertas, no solo en Alemania sino en toda Europa.

La consagración definitiva y la subida al Olimpo de los Dioses llega en el 1974, cuando Klaus Roeder y Wolfgang Flür, encargados de las percusiones electrónicas, entran a formar parte del grupo. Aquel mismo año publican Autobahn, con el cual se convierten directamente en referentes para muchos artistas en todo el mundo.

kraftwerk-autobahn-klubbingkids-2
AutoBahn _ Kraftwerk

En mi opinión, Autobahn es – absolutamente – el primer disco de música electrónica de la historia. Un álbum minimalista y tecnológico que incluye el homónimo tema de más de 22 minutos de duración y una batería electrónica patentada por los mismos Florián y Ralf. Autobahn consiguió ser el número uno de las “charts” de ventas, con él llegaron a ganar un disco de oro y un contrato con EMI.

Autobahn es un álbum impregnado de experimentos auditivos, de sonidos de motores y carreteras virtuales con letras procesadas a través de un vocoder, ya que la idea del grupo era asemejarse a una estación radiofónica con mensajes entendibles por todo el mundo. Justo después de Autobahn, Klaus Roeder dejó la banda substituido por Karl Bartos. Esta será la formación oficial de Kraftwerk por mucho tiempo. Prepararon su gira incorporando novedades como elementos audiovisuales, luces e imágenes proyectadas creando un escenario único, un universo paralelo.

Todo esto era el universo Kraftwerk. Hoy, es normal escuchar synths y efectos de sonidos en la música electrónica, pero para aquellos tiempo, fue una real revolución que dio vida a un nuevo género musical: el Techno-pop

kraftwerk-klubbingkids-2
Kraftwerk Live

Kraftwerk ha conseguido durante todos sus años de actividad escribir páginas muy importantes en la historia de la música electrónica con álbumes como Radioactivity, que salió en 1975. Fue el primer disco conceptual con temas muy bailables, compuesto e interpretado integralmente con instrumentos electrónicos. 1977 fue el año de Trans Europe Express, una clara expresión de pop electrónico y en 1978 con The Man Machine empezaron a utilizar los famosos maniquíes en sus “shows”.

Una curiosidad de sus trabajos es que por cada álbum, publicaban dos versiones diferentes, una en alemán para el público nacional y otra en inglés para el mercado internacional, a parte de utilizar en sus temas otros idiomas como el francés y el japonés. También es importante decir que antes del 1978 y el nacimiento de nuevas cajas de ritmos programados, como la Roland CR-78, todo se hacía con baterías electrónicas construidas a mano.

Tras unos años de silencio, en 1981 vuelven con Computer World que les abrió las puertas de Asia y Estados Unidos. A día de hoy, creo que nadie ha alcanzado aquellos niveles de calidad sonora y atmósferas visionarias. En la gira mundial de Computer World decidieron modular todo el estudio de grabación en “rack” para poder transportarlo. Es superfluo decir que eran toneladas de máquinas.

En el 1986 salió Electropop, cuyo título original se cambió por Electric Café, un álbum completamente digitalizado y a la venta en el novedoso formato de CD. En 1991 publicaron obligados por su contrato con Elektra, un recopilatorio de remezclas titulado The Mix, y lo hicieron grabándolas otra vez y pasándolas de formato analógico a digital. Después de 17 años de silencio – en 2003 – para celebrar el primer siglo de vida del Tour de France, lanzaron el sencillo “Tour de France”, presentándolo en una gira mundial que fue grabada en audio y vídeo. Todo lo que han hecho hasta nuestros días es pura historia.

Tuve la suerte de poder admirarlos en julio de 2019 en Barcelona, justo un año antes de la muerte de Florián, en mayo de 2020.

KRAFTWERK Fondation Louis Vuitton ParisTour de France
KRAFTWERK Fondation Louis Vuitton Paris MAN MACHINE

Estos “hombres máquina”, estos robots, han sido un grupo de creadores, impulsores de corrientes, innovadores y experimentadores musicales, al punto de exigir a grandes empresas japonesas la creación de sus propios synths e instrumentos únicos adaptados a sus necesidades según lo que querían lograr. Han sido capaces de juntar ritmos futuristas, armonías sincopadas y flautas que recuerdan a Mozart, generando un estilo propio, asentando los cimientos y anticipandose a géneros musicales modernos como el House, el Trip-Hop y el Techno que no existirían sin ellos.

La música electrónica moderna debe todo a Kraftwerk.

CRONICA MUTEK 2021

Hemos sido muy afortunados de poder asistir a Mutek 2021. Acompáñanos, pues, a revivir en primera persona las actuaciones tan innovadoras y talentosas del festival y a conocer como ha sido esta edición tan especial.

Leer más »

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Suscríbete a nuestro newsletter semanal y recibe todo nuestro contenido en tu mail.
Otras noticias

No dejes de leer nuestras últimas noticias sobre música electrónica

Te recomendamos :