KOBOSIL – El sonido industrial y contundente de Berlín

kobosil klubbingkids

KOBOSIL

 

Hoy desde KLUBBINGKIDS os queremos presentar la figura de uno de los residentes más jóvenes de Berghain, todo un referente del sonido industrial y contundente de Berlín: KOBOSIL.

Ritmos endiablados, graves contundentes y subidas trepidantes son tan solo algunas de las características de su sonido. Abrocharos los cinturones, porque vamos a analizar su trayectoria hasta día de hoy.

 

 

INICIOS

 

Max Kobosil nació en Neukölln, un barrio obrero al sur de Berlín el año 1991; en plena época de transición después de la Caída del Muro. Cuando era adolescente solía escuchar hip-hop y rap, ya que pensaba que el house era para los “niños pijos” del este de la ciudad. Sin embargo, cuando tenía catorce años su hermana le trajo un sencillo que cambió su visión al respecto.

Se trataba de Jack U, una colaboración de P-Diddy y Felix Da Housecat. Kobosil asegura que el beat de esa canción le cautivó y a partir de ahí empezó a investigar intensamente, esa fue su iniciación.

 

Kobosil empezó a recorrer todos los rincones de Discogs, la reconocida página web de récords digitales buscando exhaustivamente música que le gustara. También mostraba una especial atención al detalle, fijándose en las carátulas de todos los álbumes. Después se adentró en otras tiendas legendarias como Hard Wax y Space Hall, su sed por descubrir nueva música había empezado. También comenzó a utilizar SoundCloud como plataforma para descubrir más música y compartir las pequeñas demos que empezaba a crear. Debido al talento que empezaba a asomar, Kobosil tuvo que decir que no a dos discográficas que quisieron trabajar con él, ya que consideró que todavía no era lo suficientemente maduro como para visionarse a largo plazo.

Nada más cumplir los dieciocho años, en octubre de 2009, Kobosil fue a Berghain por primera vez y le cambió la vida, literal. Por un lado, quedó asombrado por la música en sí, por la capacidad que tenía ese potente sonido de crear una simbiosis con el público. Por otro lado, supo nada más entrar que no solo quería ser un simple visitante, quería formar parte de esa familia y algún día pinchar para toda esa gente.

También visitó otras discotecas como Arena o Suicide Circus, pero Kobosil encontraba en Berghain todo lo que le hacía vibrar. Para ese entonces Kobosil vivía con Nitam y Somewhen, otros dos DJ’s en vías de desarrollo para ese entonces y profesionales a día de hoy. Juntos, aprendieron a mezclar y componer con una única visión en mente: formar parte de Ostgut Ton, el sello de Berghain.

 

En 2012, después de tres años de rigurosa asiduidad a Berghain, combinado con sus estudios de ingeniería de sonido y su faceta como productor novel, Max conoció a Andreas Baumecker (nd_Baumecker), la persona que sería la clave para que se abrieran las puertas de Ostgut Ton.

Kobosil se presentó y le preguntó si le podía mandar sus producciones, a lo que Baumecker accedió con gusto. Esa misma noche, Max le envió unas maquetas que tenía y a la mañana siguiente le sorprendió un correo de Andreas diciendo “¡Hey! Muy interesante, veo a dónde quieres llegar, puedo escucharlo, mantengámonos en contacto.” Max y Andreas se hicieron mejores amigos con rapidez, acudiendo juntos cada fin de semana al legendario club berlinés, así como a la casa de Baumecker.

 

Ahí, Andreas le mostró a Max estilos que no conocía, como New Wave, EBM y otros géneros anteriores a su nacimiento. Del mismo modo, Janus, el marido de Andreas, también le introdujo otros estilos como Drone o Ambient, todos ellos dejando huella posteriormente en el estilo de producción de Kobosil.

A finales de 2012 Max tuvo una fuerte corazonada de que tenía que centrarse en su música, así que dejó el grado que estaba estudiando pocos meses antes de su graduación. Esa difícil decisión le situó en una posición de completa disposición a todo lo que tuviera que ver con la música electrónica, y así fue.

 

 

BIOGRAFÍA

 

Nos situamos en enero de 2013, año clave en la carrera de Kobosil. Por esas cosas de la vida, uno de los artistas que iban a remezclar el tema Silo de Baumecker para Ostgut Ton, no llegó a tiempo a su entrega, así que Baumecker dio a Kobosil su primera oportunidad de brillar. Y nada más lejos de la realidad, Kobosil, alguien totalmente desconocido para ese entonces, aprovechó la oportunidad y el éxito fue total. Su aventura con el prestigioso sello había empezado.

 

En junio de ese mismo año, Kobosil creó su propio sello discográfico, R-Label Group. Pocos artistas jóvenes disponen de la capacidad de visión y aplomo que tiene Max. Desde el primer momento ha tenido muy claros sus objetivos y ha sabido regirse acorde a ellos. Con la creación de su propio sello quiso tener una plataforma donde dejar rienda suelta a su creatividad y no rendir cuentas a nadie. Aprovechando su fundación, Kobosil lanzó su primer sencillo RK3, otro éxito rotundo. Paralelamente, un buen día de verano Marcel Dettmann visitó la mítica tienda Hard Wax y el dependiente le recomendó escuchar el sencillo que acababa de sacar Kobosil. Su sorpresa fue tal, que Dettmann no dudó en proponerle a Max si quería publicar en su sello Marcel Dettmann Records (MDR). Kobosil aceptó sin dudarlo un segundo.

 

Es muy interesante entender la filosofía de Dettmann a la hora de publicar en su sello, ya que eso nos ayudará mucho a entender como es Kobosil a día de hoy profesional y moralmente. En una entrevista conjunta a Marcel Dettmann, Answer Code Request y Max Kobosil, el primero explica la importancia de un interés especial al principio, no solamente de la música del artista, si no también su carácter. Para Dettmann, es primordial dejar crecer al artista, no publicar la primera cosa que suene bien, ya que en un futuro talvez mires atrás y pienses ¿Qué estábamos haciendo?, tiene que ser algo atemporal. Es por eso que se necesita mucho tiempo para sacar un sencillo en MDR, más adelante veremos esta historia en más detalle.

Con tan sólo 22 años, Kobosil ya había logrado publicar un remix en Ostgut Ton, creado su propio sello y ser invitado personalmente a publicar en el sello de Marcel Dettmann, nada mal para alguien que está empezando en el mundo de la electrónica, ¿no? Sólo le faltaba pinchar en Berghain. Sin ir más lejos, a finales de verano, Kobosil se estrenó en Berghain con un set de calentamiento a medianoche.

 

Hizo un b2b con Jenus Baumecker, el marido de Andreas, donde pincharon mayoritariamente Drone y Ambient. Pero la vida tenía preparada otra oportunidad de oro para Max. Ryan Elliott, uno de los artistas que tenía que pinchar al día siguiente de 2 a 5 de la tarde, hora punta en Berghain, no pudo asistir, por lo que le propusieron a Kobosil que lo cubriera. La pista estaba llena, era la hora de la verdad y Kobosil no decepcionó, su agresivo y contundente estilo irrumpió con fuerza y no abandonó la sala durante las tres horas que duró el set. Los jefes tomaron nota y tan solo tres meses después Kobosil ya formaba parte de Ostgut Ton Bookings, estaba dentro de la familia. Kobosil acabó el 2013 por todo lo alto, asistiendo a Fabric London, su primera gran actuación internacional acompañando a talentos de la talla de John Digweed, Craig Richards y Marcel Dettmann, entre otros. En cuestión de un año pasó de ser prácticamente desconocido a alcanzar todos los objetivos que se había propuesto.

 

Kobosil by © Sven Marquardt, 2015

Kobosil empezó el 2014 por todo alto, convirtiéndose residente de forma oficial en Berghain, pinchando de media entre diez y once veces al año. El contundente estilo de Kobosil en cabina le permitió empezar el año compartiendo cabina con DJ’s de la talla de Ø [Phase], Anetha o Exal en París y con todo un estandarte como Rødhåd en Glasgow. Otros bolos internacionales destacables llegaron en marzo en Tokyo y Taipei. Del mismo modo, también visitó nuestro país en un Showcase de Ostgut TON acompañando a nada más ni nada menos que Ben Klock, canela en rama.

 

Para tener una perspectiva de qué tan especial es el talento de Kobosil, os compartiré un dato que da mucho que pensar. Todos los que nos gusta la verdadera escena techno underground, sabemos que Georgia es un gran referente de esta cultura, siendo los clubes Khidi y Bassiani en Tbilisi dos de los máximos exponentes. Adivinad quien pinchó en la inauguración de Bassiani en octubre de 2014. ¡Exactamente! Nuestro protagonista de hoy estaba al pie del cañón en la inauguración de uno de los clubes con más personalidad del panorama internacional y con solamente poco más de un año de trayectoria, sin palabras.

 

En 2015 Kobosil ya vivía de la música y su vida ya se había centrado totalmente en ella.

 

Por un lado, su vida de tour empezaba a coger vuelo, teniendo más de un bolo por fin de semana como norma general. Por el otro, su vida como productor estaba cociéndose a fuego lento, pero eso lo veremos después. Aunque ciertamente sus bolos eran cada vez más seguidos, el hecho de ser parte de la agencia Ostgut TON garantizaba que todos sus sets se acercaran a su estilo industrial y oscuro, creando así verdaderas comuniones con el público asistente. En la temporada de verano, sin embargo, Kobosil todavía no pisaba grandes escenarios en festivales masivos, todavía no era el momento adecuado, afirma.

Para el año 2016 Kobosil nos tenía preparadas grandes sorpresas como productor, pero en cuanto a DJ se refiere, fue el año en el que empezó a asistir a festivales cuidadosamente escogidos.

 

Los primeros meses del año Max mantuvo un buen ritmo de actuaciones, desplazándose a Italia, Francia, Suiza, Israel, Lituania, Bélgica y Georgia, entre muchos otros países. En mayo calentó motores para la temporada de verano visitándonos a Fabrik Madrid con un eventazo con Carl Cox, Nic Fanciuli, Monika Kruse, Coyu, Rafa Barrios y un largo etcétera; uno de los grandes eventos que organizó CODE ese año. En junio Kobosil fue al Modular Festival de Rotterdam, Holanda, en julio al Melt! de Leipzig y acabó el verano por todo lo alto en el mítico Dekmantel y el interesantísimo Festival Forte de Portugal.

2017 representó el año en que Kobosil cruzó el charco por primera vez visitando Colombia, Argentina, Brasil, Estados Unidos y Canadá. Del mismo modo, entró por la puerta grande a los festivales masivos, visitando el Extrema Outdoor de Bélgica, Amsterdam Open Air, el todopoderoso Awakenings de Ámsterdam y el carismático Voltage Festival belga.

 

En 2018 la tónica fue parecida y siguió pinchando en eventos cuidadosamente seleccionados por la agencia Ostgut TON Bookings. Por lo que festivales se refiere, también tenía cita en Awakenings, aunque muy a mi pesar no pudo asistir por problemas con su vuelo (era uno de los artistas que más ganas tenía de ver), pero sí que pudo asistir al mítico Amsterdam Dance Event.

 

2019 fue el año de consagración y dominación de Kobosil a nivel internacional. Concretamente, marzo fue especialmente productivo, ya que nada más empezar el mes pinchó en el multitudinario evento Unpolished 2019 en la mítica localización Warehouse Elementenstraat, en Ámsterdam. Dos días de pura locura al lado de verdaderos estandartes del underground como Hector Oaks, Helena Hauff, The Advent, Blawan y Perc, entre muchos otros, un evento no apto para cardíacos. (Kobosil at Unpolished 2019 – YouTube)

 

También podemos destacar su asistencia al Sónar de Istambul ese mismo mes, así como a la Rotterdam Rave ‘7 Year Anniversary’, acompañado de Bart Skils, Joyhauser, Paula Temple, Amelie Lens, I Hate Models o Remco Beekwilder, carteles de verdaderas carnicerías. Para nombrar algunos festivales de su temporada de verano que asistió por primera vez: Ikarus Festival en Alemania, Marvellous Island Festival en Francia, Off Week y Afterlife en Barcelona, Kamehameha en Alemania, Audioriver en Polonia, Five Islands en Líbano o Sonus de Croacia, entre muchos otros. Probablemente algunos de los que estáis leyendo esto estéis pensando en una señora fiesta que se hizo en Razzmatazz en diciembre de 2019 organizada por HEX. Ben Sims, Regal y Anetha, entre otros, acudieron a esta cita, así como un gran amigo de esta casa como es Neiland. Todo esto en un ambiente amenizado por un todopoderoso sistema de sonido Funktion One.

 

Una de las últimas grandes fiestas que acudimos antes de empezar esta situación que estamos viviendo.

En perspectiva, todos los pasos que ha hecho Kobosil en su carrera han sido muy sólidos y con un propósito claro.

 

Desde el principio se ha regido por un código moral y ético encomiable, reforzado por sus mentores Andreas Baumecker y Marcel Dettmann que le han ayudado a dar los pasos hacia la dirección correcta. Su contundencia y sobriedad en cabina le han convertido en uno de los máximos referentes de la escena underground antes de la treintena, toda una hazaña.

 

DISCOGRAFÍA

 

Para entender íntegramente la filosofía de Kobosil a la hora de hacer sus creaciones tenemos que tener en cuenta que su música solamente forma el 50% de todo el producto final. Si os acordáis, cuando era adolescente era capaz de comprar un sencillo solo por su artística carátula. Del mismo modo, los nombres de las canciones también simbolizan gran parte del proceso creativo de Max. Pero si nos fijamos en términos estrictamente musicales, la discografía de Kobosil se puede definir como oscura, misteriosa, sobria e interesante; cualidades propias del carácter alemán del mismo. Por un lado, podemos encontrar referencias un poco ambientales, pero de estética totalmente oscura y con unas líneas de bajos muy interesantes. Por el otro, encontramos temas más enfocados a pistas de baile sudorosas y entregadas. Es como si su vertiente más artística se alejara de la pista de baile, mientras que su lado más funcional y contundente arrasara con todo lo que encuentra a su paso.

 

Como hemos visto al principio de la biografía de Kobosil, su primera oportunidad llegó en 2013 gracias a un azar del destino, sustituyendo a un artista que no llegó a tiempo a entregar su remix de la canción Silo de Baumecker. Su primera referencia publicada y es en Ostgut TON, el objetivo que tenía desde que pisó Berghain por primera vez con tan solo 18 años. Solamente unos meses después estrena su propio sello, R-Label Group, y lanza su primer sencillo RK3. Este primer sencillo fue tan pulcro y maduro que llamó la atención de todo un referente de la cultura berlinesa como es Marcel Dettmann, ahí empezó su relación mentor – pupilo. Ese mismo año Kobosil publica otra referencia de 4 canciones llamada “- —–“ en Unterton: en palabras de Baumecker, el subsello de Ostgut TON para los no residentes. Esta referencia representa un buen ejemplo de como Kobosil logra crear verdaderos ambientes y escenarios mentales tenebrosos, manteniéndote sumergido en su oscura narrativa.

 

Llega 2014 y después de casi un año de refinamiento, Kobosil publica MDR 10, un señor sencillo de seis canciones en el sello de Marcel Dettmann. Al principio de la biografía hago una pequeña alusión a este hito, pero para entender la magnitud del proyecto y las repercusiones que ha tenido en la carrera de Max, es necesario leer un poco entre líneas el proceso creativo de este sencillo. Antes de publicar cualquier referencia, Marcel pide a todos los artistas que le manden todo el material que hayan creado, incluso las primeras “chapuzas”. Dettmann asegura que en los inicios es cuando se siente más el alma del artista, donde suceden los errores es cuando sale a relucir la esencia del artista. En el caso de este EP en particular, Max y Marcel intercambiaron casi 100 canciones antes de llegar a un producto final y realmente cuando uno escucha atentamente MDR 10 se da cuenta del trabajo y dedicación que ha habido detrás de todo el proceso creativo; es una obra curada al máximo detalle.

 

Ese mismo año Kobosil también publica RK1 en su propio sello R-Label Group.

En 2015 llega su primera referencia publicada íntegramente en Ostgut TON. “91”, haciendo alusión a su año de nacimiento, es un sencillo de cuatro canciones más enfocado a la pista de baile, pero sin hacer verdaderos escarnios. Avernian, su primera canción, es utilizada como una muy buena aclimatación a estos escenarios que a Kobosil tanto le gusta presentarnos. Las dos canciones centrales, Athtar y Konvergent, adoptan tonalidades más ambientales, pero en ningún caso llanas y aburridas. La última referencia, Per, vuelve a hacer alusión a pistas de baile poco iluminadas y cierra un sencillo lleno de personalidad.

 

Después del éxito de 91, Ostgut TON decidió apostar fuerte por Kobosil, así que en 2016 publicó We Grow, You Decline, su primer y único álbum completo hasta la fecha. El álbum se tiene que concebir como un viaje, como una experiencia dentro de un todo. Kobosil tiene una visión a lo largo de todo el álbum y sorprendentemente todas las canciones se escapan del clásico 4/4 de los technos más lineales. Es un álbum muy inmersivo, con mucha actitud y todas las canciones mantienen una relación simbiótica que te atrapa desde el principio.

 

Para no entrar en mucho más detalle os recomiendo que lo escuchéis en vuestra casa con vuestros mejores auriculares, una nota dice más que mil palabras. Después de este gran lanzamiento, el cual combinó con una gira de presentación del álbum, Kobosil también tuvo tiempo de publicar RK2 en su propio sello.

Con el paso del tiempo el estilo de Kobosil como productor ha gravitado hacia canciones más enfocadas a la pista de baile. Un buen ejemplo es 105, publicado en Ostgut TON, un sencillo de cuatro canciones con unos graves muy potentes acompañados de hipnóticas melodías, realmente una experiencia de lo más vibrante. Del mismo modo, en 2019 encontramos su referencia más reciente, RK4, publicada en su sello. También encontramos un sencillo de cuatro canciones con unas claras muy malas intenciones de pista. Pocos artistas logran conseguir ese nivel de intensidad, combinado con esa frescura y arrogancia, toda una experiencia auditiva.

Como hemos visto, Kobosil es fiel a sus principios y desde un principio se propuso publicar en Ostgut TON y así lo hizo, rechazando algunas ofertas previas a ello. Del mismo modo, Max encuentra en MDR, el sello de Marcel Dettmann, otro lugar donde se siente cómodo y reconocido, por no mencionar su propio sello donde tiene total libertad de expresión y creatividad. Por lo tanto, Kobosil tiene tres claros pilares y pondría la mano en el fuego a que no publicará su trabajo en ningún otro sello que no sean estos tres.

 

ACTUALIDAD

 

2020 ha sido un año complicado para todos, no hay lugar a dudas. Kobosil lo empezó con mucha fuerza asistiendo al eventazo de fin de año de Awakenings en Gashouder, Ámsterdam. Alemania se apoderó de esa noche, ya que pincharon Ben Klock, Marcel Dettmann, Answer Code Request y Kobosil, casi la familia al completo. Otros eventos destacables antes del cierre del ocio nocturno a nivel mundial fueron un Showcase de su sello con Clara Cuvé, Parallx, Rikhter, entre otros en Munich y la conocida fiesta Possession del colectivo más underground de París con Shlømo, Airod, Ki/Ki y Parfait. En febrero asistió al Awakenings de Eindhoven y al Exhale Antwerp con Amelie Lens y Dubfire. En definitiva, una agenda muy emocionante que se vio cortada en seco.

 

Después de ocho meses de parón total, el 1 de noviembre se celebró la fiesta SYNOID, en el Revier Südost de Berlín, siguiendo todos los protocolos pertinentes de prevención.

Por lo que a este 2021 se refiere, Kobosil tiene agendados ya tres festivales de gran embergadura, el Junction 2 de Londres, el Exit Festival 2.0 de Serbia y el Aqusella 2021 en Asturias. Crucemos los dedos para que este verano podamos disfrutar de los festivales otra vez, aunque se tengan que respetar ciertas medidas de prevención.

MUTEK 2021 Barcelona

El festival de Creatividad Digital MUTEK regresa a Barcelona este mes de mayo en formato híbrido y con eventos físicos en Barts, Apolo, Roca Barcelona Gallery, Hangar y distintos espacios de l’Hospitalet.

Leer más »

El Nitsa, Barcelona y su espacio Sideral.

Barcelona es, hoy en día, una de las capitales europeas que atrae miles de personas de todo el mundo por su vida nocturna, por sus históricas salas como Razzmatazz , ¿Pero, cuando y cómo ha llegado la música electrónica a Barcelona?

Leer más »

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Suscríbete a nuestro newsletter semanal y recibe todo nuestro contenido en tu mail.
Otras noticias

No dejes de leer nuestras últimas noticias sobre música electrónica

Te recomendamos :