¿FESTIVALES EN VERANO? HAY MOTIVOS PARA EL OPTIMISMO.

festivales 2021 klubbingkids


Es un hecho que los macrofestivales tal y como los conocíamos parecen una utopía a día de hoy. Parece muy difícil imaginarse un ambiente dónde prima la aglomeración de gente y se intente conseguir el máximo de afluencia de público.


Sin embargo, varios referentes de la industria de promotores creen que adoptando nuevas medidas y enfoques se podrán celebrar ciertos tipos de festivales.

Los más pesimistas ven la cancelación del mítico festival de Glastonbury como una antesala a una temporada desierta de festivales. El hecho de que un festival de esa envergadura decida no arriesgarse a otra cancelación puede generar un efecto dominó. Del mismo modo, el Ultra Music Miami también ha preferido no arrancar motores, ya que ambos festivales requieren de una gran producción y organización.


Sin embargo, festivales como el Primavera Sound o A Summer Story son más optimistas. La dirección del festival madrileño asegura que están habiendo cambios ya no sólo por semanas, si no por días. En diciembre se pudieron celebrar eventos de 5.000 personas, cuando ahora parece algo impensable; la situación es muy cambiante.

Por un lado, los planes de vacunación hacen ser algo más optimistas y una vez pasada esta tercera oleada es muy probable que paulatinamente la situación coja rumbo hacia la normalidad. Por el otro lado, la mayoría de festivales ya tienen entradas vendidas de la edición del año pasado, por lo que la producción ya está bastante avanzada. Desde A Summer Story aseguran tener un plan A, B y C con tal de amoldarse a las condiciones sanitarias oportunas.

Primavera Sound 2021

Es muy importante no hacerse grandes expectativas para no repetir las desilusiones del año pasado. Sin embargo, existe una parte del sector que realmente tiene motivos para creer en la esperanza:

LOS FESTIVALES DE AUTOR. Según Alan Queipo, promotor de conciertos y director de Raso Estudio, la sensación es que en este 2021 los festivales de autor le van a ganar la partida a los macrofestivales. El perfil menos consumista y masivo de festivales más modestos como Vida, Sinsal o Ribeira Sacra hacen más fácil cumplir con todas las normativas necesarias para la seguridad pública.

Todavía no es nada seguro, pero los meses de marzo y abril resultarán clave para terminar de vislumbrar el devenir de este tipo de festivales.


Sin embargo, hay un evento que sí se siente con todas las garantías de celebrarse: las Noches del Botánico de Madrid. Ramón Martín, su director, explica el privilegio que tienen de celebrar su festival en el Real Jardín Botánico de la Universidad Complutense de Madrid, un recinto al aire libre con una superficie verde de más de 8.000 m2 y un aforo reducido para los conciertos. Estas condiciones les hacen ser especialmente optimistas, ya que para junio es muy probable que la situación haya mejorado cuantiosamente y es por eso que están trabajando a pleno rendimiento para celebrar el 50 Aniversario Noches del Botánico.


Martín también señala la importancia de los artistas nacionales en este nuevo encauce de la situación, ya que serán el pilar fundamental de la recuperación de la industria de la música en vivo.

Fuera del ámbito nacional, cabe mencionar un festival que sí nos hace creer en una nueva forma de concebir la vida de los festivales: el UNUM de Albania.


Se celebrará del 3 al 7 de junio en las playas de Rana y Hedhun, cerca de Shengjin, solamente a una hora de la capital Tirana. Después de haber cancelado su edición de 2020, los organizadores del festival aseguran que este año sí se celebrará, ya que será el primero en contar con un test rápido de antígenos en la entrada, veremos si sirve como precedente para que otros festivales tomen nota. Desde la organización, aseguran que “Este evento se llevará a cabo al 100% de manera responsable y segura, ya que cuenta con la aprobación total del gobierno, independientemente de las restricciones en otros países. Entonces, incluso si tiene que convertirse en un evento solo para los locales o para aquellos que pueden viajar, entonces esto es lo que sucederá“. En la primera fase del cartel podemos encontrar nombres como Ricardo Villalobos, Seth Troxler, Priku, tINI, Sonja Moonear, Dyed Soundorom, Praslea, Raresh, Traumer, entre otros.


Independientemente de si se acaban celebrando todos estos festivales o no, a día de hoy tenemos dos motivos principales para estar contentos y con verdaderas esperanzas. Por un lado, parece que la situación poco a poco volverá a la normalidad. Por el otro, también se intuye que la industria de los festivales de autor coge una fuerza que antes no tenía, en detrimento de los festivales masivos. Puede que este año sea el inicio de una transición hacia una industria más responsable que no solo se enfoque en contratos multimillonarios y hordas de gente premeditadamente inducidas al consumo. Tal vez todo esto sirva para que la industria coja un rumbo más humano donde no solamente los grandes nombres se lucren en exceso y se iguale más la situación; solo el tiempo nos lo dirá.

CRONICA MUTEK 2021

Hemos sido muy afortunados de poder asistir a Mutek 2021. Acompáñanos, pues, a revivir en primera persona las actuaciones tan innovadoras y talentosas del festival y a conocer como ha sido esta edición tan especial.

Leer más »

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Suscríbete a nuestro newsletter semanal y recibe todo nuestro contenido en tu mail.
Otras noticias

No dejes de leer nuestras últimas noticias sobre música electrónica

Te recomendamos :

mutek-2021-klubbingkids

CRONICA MUTEK 2021

Hemos sido muy afortunados de poder asistir a Mutek 2021. Acompáñanos, pues, a revivir en primera persona las actuaciones tan innovadoras y talentosas del festival y a conocer como ha sido esta edición tan especial.

Leer más »