CRISTIAN VARELA : 30 años de innnovacion y creatividad

CRISTIAN-VARELA-ENTREVISTA-KLUBBINGKIDS-2020

CRISTIAN VARELA

Hoy os queremos acercar la figura de uno de los máximos estandartes y referentes de la cultura club de nuestro país y a nivel mundial, CRISTIAN VARELA.

Cumpliendo treinta años de carrera profesional a sus espaldas, Cristian siempre ha innovado en todo lo que ha hecho y no nos ha dejado de sorprender con su enorme talento, incluso mucho más allá de la música electrónica. Veamos, pues, cómo ha sido su elongada carrera hasta día de hoy.

INICIOS

Cristian crece dentro de una vasta familia de músicos, actores y artistas, donde podemos destacar a su padre Luis Varela, gran actor respetadísimo a nivel nacional. La música corría por sus venas, tanto era así que Cristian una vez dijo “La única forma de que me callara cuando era bebé era poniéndome música clásica”, una frase que denota qué tan adentro llevaba la música ese niño, lo que se le podría llamar un talento innato.

De naturaleza inquieta, pronto vieron que la música era el único medio donde podía canalizar toda esa energía que llevaba dentro, así que le regalaron un pequeño teclado, el clásico Casiotone y rápidamente empezó a sacar melodías por sí solo.

A raíz de ello, decidieron apuntarlo al Liceo Francés de Madrid, donde su madre y su abuela eran profesoras. Ahí se especializó en el piano, llegando a tener un nivel muy bueno, aunque también tomó clases de ballet, claqué y canto. Esa estricta formación musical le serviría más adelante como base para tener el oído bien entrenado y poder concebir y entender la música en su totalidad.

Su introducción al mundo de la música electrónica llegó de la mano de su hermano mayor Luis, quien también era DJ. Para Cristian, que estaba acostumbrado a la música clásica, la electrónica era como de otro planeta, siendo la banda sonora de La Guerra de los Mundos de Jeff Wayne de finales de los setenta una gran inspiración. Sus primeras influencias sonoras en la electrónica fueron Vangelis, Depeche Mode, Jean Michel Jarre, Kraftwerk, Front 242 o Nitzer Ebb, entre otros. Empezó a mezclar sus canciones favoritas en cintas de casette y rápido se empezó a interesar en ese mundo tan novedoso para él.

cristian-varela-30-anos-klubbingkids
Cristian Varela

Luis le enseñó las bases y Cristian también se fijaba mucho en las técnicas que usaba su hermano mayor al pinchar en un local llamado La Tortuga en Alpedrete. Anecdóticamente, la primera vez que Cristian pinchó enfrente de público fue en 1990 con tan sólo 15 años debido a que su hermano ligó con una chica y le pidió el favor de que pinchara por él esa noche. El reto no fue poca cosa, porqué Cristian tuvo que pinchar con unas tornamesas Lenco, las cuales precisaban de un duro para que no saltase la aguja y de paquetes de tabaco para falcarla. Sin embargo, Cristian ya se había fijado en cómo su hermano las articulaba y su sesión fue todo un éxito.

Tanto fue así, que tuvo la fortuna de que los dueños de la sala Porche de Villalba asistieran esa noche y le ofrecieran contratarlo para pinchar en sus sesiones de tarde. Y así fue, con tan sólo quince años, como Cristian Varela empezó su carrera como DJ pinchando por las tardes en una de las mejores salas de Madrid de los noventa.

BIOGRAFÍA

Nos situamos a principios de los noventa en Madrid. La música electrónica está cogiendo mucha fuerza y un jovencísimo Cristian Varela, con apenas dieciséis años, irrumpe de lleno en la escena madrileña.

Después de su residencia en el Porche Club de Villalba, Cristian empieza a pinchar en Zarabanda, una sala la cual convierte en uno de los afters con más éxito de la ciudad. Dj’s y otros profesionales del sector acuden a sus sesiones, ya que se corre la voz de que un chaval de dieciséis años lo está petando. Y no es para menos, su mezcla de sonidos industriales con bases techno y matices de EBM no dejan a nadie indiferente.

A raíz de su éxito en Zarabanda, a Cristian le empiezan a caer ofertas de otras salas más prestigiosas, entre ellas la mítica Attica. Ahí empieza a desarrollar una técnica impresionante que es mezclar con tres e incluso cuatro platos simultáneamente.

De ese modo Cristian es capaz de crear capas de sonido, utilizando los bajos de una canción, las vocales de otro y las melodías del último. Así, sucesivamente, es capaz de crear sesiones únicas donde la mezcla de distintos estilos es su máxima aspiración. Esas sesiones le permiten postularse como un referente de la vanguarda musical, ya que estilos menos trabajados en nuestro país como el EBM, el Acid House o el Ambient son mezclados con sonidos más techneros o Houseros.

cristian-varela-30-anos-klubbingkids
Cristian Varela

Es el año 1994 y un Cristian ya mayor de edad se establece como uno de los máximos referentes de la escena electrónica underground a nivel nacional con el éxito de sus sesiones Epsilon, un directo a cuatro platos en la Sala Aire de Madrid. Sus bolos ya se extienden por todo nuestro país y es entonces cuando Cristian y su hermano mayor Luis crean Phrenetic Society.

La idea de ese proyecto es traer a DJ’s extranjeros con tal de darles visibilidad en nuestro país y viceversa, poder visitar otros países para dar a conocer los artistas nacionales. Este intercambio funciona a las mil maravillas, ya que artistas de la talla de Francesco Farfa, John Acquaviva, Marco Carola, Marco Bailey, Laurent Garnier o CJ Bolland visitan nuestro país por primera vez, del mismo modo que DJ Pepo, Óscar Mulero o el mismo Cristian Varela pueden pinchar en el extranjero.

De ahí surge una muy buena amistad con Marco Bailey, quien seguiría presente en muchos de sus proyectos como veremos más adelante. Además, ese mismo año, junto a un amigo suyo belga, empiezan a viajar a Bruselas para conseguir vinilos únicos en nuestro país, con lo que el proyecto comienza a tener mucho éxito y deciden montar una tienda de discos en su propia casa.

Cristian empieza a abrirse paso a la escena internacional y en 1995 es contratado por Sony Music Entertainment Spain, lo cual supondrá la antesala del despegue definitivo de su carrera. Este hito llega de forma definitiva en 1996, con su afiliación a uno de los sellos más importantes a nivel mundial para ese entonces, el británico Primate Recordings. De ahí salen artistas como Ben Sims, Umek o Chris Liebing, entre otros.

Es en ese importante sello donde congenia más con Marco Bailey y en noviembre de 1999 deciden crear juntos Pornographic Recordings, uno de los pocos privilegiados sellos que han sobrevivido el traspaso de la era analógica a la digital y sigue funcionando a día de hoy.

Llega el año 2000 y la faceta de Cristian como músico y compositor fuera del exclusivo mundo de la electrónica empieza a florecer con sus sonorizaciones para la Pasarela Cibeles, anuncios y cinematografía.

Esta carrera en paralelo a la de DJ y productor de música electrónica le nutre muchísimo como artista, debido a todos sus estudios de solfeo y música clásica. Del mismo modo, en el año 2003 Varela crea un sello llamado Black Codes Experiments, donde deja rienda suelta a su creatividad en su faceta más experimental y contundente, pero que tendría que pausar durante varios años.

Esto, en parte, es debido a que la transición de la época analógica a la digital no es fácil para Cristian en un principio. En los inicios de esa transición, John Acquaviva le propone a Varela, un acérrimo defensor del vinilo, empezar una plataforma digital de música, a lo que él se niega rotundamente debido a sus principios para defender el vinilo y lo analógico. A día de hoy Cristian se ríe al ver que esa plataforma se ha convertido en el mayor escaparate de la música electrónica como es Beatport.

Fueron unos años un poco complicados para la industria de la música electrónica tal y como se conocía. Grandes distribuidoras como Prime, Intergroove o Neuton empiezan a quebrar. Para Cristian también son unos tiempos de fuertes cambios, pero uno de los promotores más influyentes de la escena ibicenca, Toni Palmer, le presenta a Carl Cox.

El sentimiento de reconocimiento y respeto es mutuo y rápidamente se entienden a las mil maravillas, por lo que Carl le ofrece una residencia en Space Ibiza, llegando a pinchar juntos sesiones antológicas b2b. Para ese entonces, Cristian decide que es mejor dar el salto en cuánto a su management se refiere. Ya no es suficiente tener talento como DJ, se necesitan realizar campañas mediáticas internacionales y su hermano mayor, después de muchos años a su lado como representante, deja su cargo para dar paso a SafeHouse Management, la compañía encargada de llevar a Carl Cox.

Su presencia en Ibiza es sinónimo de éxito y es capaz de combinarlo con numerosas citas a los festivales masivos más importantes como Awakenings, Creamfields, I Love Techno y Miami Ultra Music Festival, entre muchos otros.

Cristian Varela @ Creamfields 2019

Sin embargo, después de unos años con Safehouse, Cristian decide dejar a su compañía de management y es entonces cuando pega el bajón más grande de su carrera. Para el año 2011, Cristian y Álex Montoya, actual director de Analog Agency, empiezan a trabajar juntos para tratar de repuntar su carrera hasta donde merece estar.

Realizan un estudio muy detallado de lo que ha fallado, el porqué y cómo se puede volver a construir su carrera poco a poco. Su trabajo y esfuerzo se ven recompensados, ya que ocho años después han conseguido posicionar otra vez a Cristian Varela donde se merece. A lo largo de esos años Cristian ha conseguido adaptarse a las nuevas necesidades y dinámicas de la era digital, pero sin perder su esencia en lo más mínimo.

Tanto es así que ha podido retomar su proyecto de Black Codes Experiments, volviendo a publicar referencias en el sello que creó a principios de los dos mil y creando un concepto de fiestas muy exclusivo con una selección de artistas muy depurada alrededor del mundo.

Otro proyecto muy interesante que ha desarrollado Cristian es VARELIVE, un acto realizado en riguroso directo con la implementación de instrumentos analógicos y digitales. Para crearlo, se ha inspirado en las sesiones en directo que realizaba casi veinte años atrás junto a los percusionistas Pablo Guadalupe, Karim Haas y Andy Menutti en festivales como I Love Techno o Nature One.

Por lo que a galardones representa, Cristian ha sido vastamente laureado a lo largo de su carrera, tanto en ámbito nacional como internacional. En total, más de cuarenta premios recibidos por parte de los principales medios de comunicación especializados. Buen ejemplo de ello son sus victorias en los International DJ Awards, que le nombran Mejor DJ Techno en los años 2007 y 2013, siendo el único artista español en obtener estos honores. Podréis encontrar la lista completa de premios al final del artículo.

Definitivamente, Cristian Varela se ha consolidado como uno de los máximos exponentes del techno, tanto en nuestro país, como a nivel mundial, a lo largo de sus recién cumplidos treinta años de carrera profesional. Por más exitoso que pueda llegar a ser en su faceta como DJ y productor, su carrera como músico y compositor no dejará de crecer y no nos sorprendería que algún día fuera también mundialmente conocido por ello.

DISCOGRAFÍA

Hacer un compendio de la discografía completa de Cristian Varela resultaría una obra faraónica y bastante tediosa, ya que cuenta con más de 200 referencias. Por tanto, analizaré lo que a mi entender han sido sus momentos más importantes y relevantes.

Empezando por el principio, en 1994 y con apenas diecinueve años, Cristian publica su primera referencia: El Cigarrito. En ese sencillo Cristian Varela graba todos los sonidos en el estudio de su casa, incluso el del sonido del Zippo que se puede escuchar en la canción que da nombre al sencillo.

Este primer trabajo tiene una muy buena acogida, por lo que su siguiente trabajo es esperado con muchas ganas. Cristian no defrauda al crear Two Spirits in One (1996), un sencillo mucho más trancero típico de los noventa, con una única canción, pero remezclada de seis formas distintas. Al año siguiente, en 1997, Varela nos deleita con I.L.A.T.E.C.S, un sencillo claramente más technero y enfocado a la pista de baile, siendo Minimalistian una canción que representa ese Techno tribal primigenio de los noventa.

cristian-varela-30-anos-klubbingkids
Cristian Varela

Su madurez como productor va avanzando a pasos agigantados. Tanto es así, que en 1999 logra publicar el sencillo Paranoiac en el sello británico Primate Recordings, uno de los más punteros para ese entonces a nivel internacional. Su tinte sigue decantándose por un alto bpm donde predominan percusiones y ritmos endemoniados creado para las pistas de baile más exigentes. Dentro de esa referencia también queremos destacar la canción Cabezaburro, la cual nos da pistas acerca de proyectos venideros.

Para 1999, junto a Marco Bailey, crea su buque insignia en cuanto a sellos se refiere, Pornographic Records, el cual logra sobrevivir los momentos más difíciles de la industria de las distribuidoras y sellos musicales.

Llega el año 2000 y Cristian Varela sigue publicando referencias de altísimo nivel en Primate Recordings, tales como Generator Feelings o Vareland, aunque también me gustaría destacar su primer álbum de estudio New Electronic Audio / Architectures. Por si fuera poco, Cristian decide expandir su creatividad con otros registros.

En 2001 crea DonkeyHead Recordings (Cabeza de Burro, como apuntaba anteriormente), un sello donde publica con un alter ego o pseudónimo llamado Carlos Durán. La explicación del nombre es simple, su nombre completo es Carlos Cristian Varela Durán.

En este sello Carlos Duran quiere especializarse más en un sonido propio del House y estrena el sello con Elegant Work, un sencillo de tres canciones donde podemos destacar Abstract Burro (me declaro fan incondicional de la nomenclatura de sus canciones y los juegos de palabras que usa con su nombre). Un par de años más tarde, en 2001, Cristian crea el sello Black Codes Experiments, donde se especializa en un techno más contundente y agresivo que en su sello matriz. Sin embargo, este proyecto se pausaría en 2007 hasta retomarse en 2018.

Con el paso del tiempo y el avance de las tecnologías podemos decir que el sonido de Cristian se ha ido sofisticando y refinando. Su obra más relevante de los últimos años es el álbum de estudio Max & Max (2015) con un total de quince canciones. Dentro de él, podemos destacar Caramba, Love Perc o mi favorita Fascinator.

En líneas generales es un álbum muy completo al cual se le notan las horas de trabajo detrás de cada tema, así como la elegancia y la sofisticación que denotan todos los temas. Después de esta referencia y sobre todo desde que Cristian ha retomado su proyecto Black Codes Experiments, su sonido se ha vuelto más mental y underground, creando atmósferas mucho más hipnotizantes y misteriosas.

Buenos ejemplos de ello son algunas de sus referencias más recientes como Conscience Balance (2020) o Inverse Psychology (2021), las cuales para mi gusto son auténticas obras de arte de lo más inmersivas y suculentas, destacar también su último trabajo EIGHTH en MORD uno de los sellos más prestigiosos de la escena underground del productor Bas Mooy.

En definitiva, la trayectoria de Cristian Varela como productor no ha decepcionado a nadie, ya que sus conocimientos como músico han podido ser trasladados a todas sus creaciones en muchos registros de la música electrónica. Su ímpetu en innovar y seguir reinventándose es sinónimo de alegría para todos los entusiastas de la música electrónica de kilates.

ACTUALIDAD

En la actualidad Cristian Varela reside en Londres, donde centra sus esfuerzos en su formación académica como director de orquestra y compositor sinfónico para poder desarrollar bandas sonoras para cinematografía y una variedad de registros musicales mayor. Del mismo modo, también está trabajando muy de cerca con Roland, la prestigiosa marca de cajas de mezclas y muchos otros instrumentos musicales.

Cristian Varela – Roland

Su función como Beta Tester es la de probar los prototipos que la marca aún no ha sacado al mercado y darle su opinión en cuanto a posibles mejoras que se puedan implementar al producto en cuestión. Para dimensionar este privilegiado trabajo, otros beta testers de la marca son Jeff Mills o Richie Hawtin, casi nada. Sin embargo, todas estas facetas no significan que Cristian deje a un lado su trayectoria como DJ y productor, aunque en distintas entrevistas Cristian asegura que en un futuro lejano se ve centrándose más en su carrera como músico y compositor.

Por lo que a DJ y productor se refiere, Cristian Varela nos ofreció en exclusiva a Klubbingkids el pasado diciembre una sesión a vinilo de una hora en nuestro KLUBBINGKIDS STREAMING FESTIVAL 2020 para La Marató de TV3, un auténtico honor para nosotros, además de entrevistarle también en 2020.

Cristian Varela @ KLUBBINGKIDS STREAMING FESTIVAL 2020

Más recientemente, Varela también ha sacado un sencillo llamado Jupiter (2021), pero lo mejor está por venir. En una entrevista reciente, Cristian confiesa que lleva alrededor de dos años cocinando a fuego lento un “[…] trabajo verdaderamente salido de lo más profundo de mi ser. Sin barreras, preconceptos, estereotipos y con mi más sincera manera de expresarme para intentar dar luz a tantas tinieblas que estamos viviendo desde hace tanto tiempo.” Cristian asegura que es el momento de elevar nuestra frecuencia de pensamiento y, consecuentemente, de conciencia, por lo que va a llamar a este trabajo LIGHT TIME (Tiempo de Luz).

Por último, quiero destacar uno de los proyectos más ambiciosos que va a emprender Varela aprovechando sus treinta años de carrera. Este desafiante reto se llamará S.I.X, y como su nombre indica, se tratará de sesiones a seis platos en vinilo. Sin embargo, Cristian asegura que “Hacer un directo con 6 platos no se trata de técnica ni de ningún tipo de exhibición, si no de vivir una experiencia musical totalmente distinta a lo que hemos vivido hasta el momento en una sesión creada con vinilos.”

Por lo tanto, más allá de cómo avancen las circunstancias sanitarias a nivel global, una cosa es inapelable, el hambre y las ganas de Cristian Varela para seguir innovando y ampliar, aún más si cabe, su ya imponente repertorio de habilidades artísticas.

LISTA DE PREMIOS

Mejor Mejor DJ de Techno Internacional (DJ Awards 2013)

Mejor DJ de Techno (DJOners 2011)

Mejor DJ del Año (Deejaymags 2010)

Mejor DJ del Año (DeejayMags 2009)

Mejor DJ de Techno (DJOners 2009)

Mejor DJ de Techno (Deejaymags 2008)

Mejor DJ del Año (DJOners 2007)

Mejor DJ de Techno (Deejaymags 2007)

Mejor Mejor DJ de Techno Internacional (DJ Awards 2007)

Mejor DJ de Techno (DJOners 2006)

Mejor Sello de Techno: Pornographic Records (DJOners 2006)

Mejor DJ Nacional (DJOners 2006)

Mejor Sello de Techno Pornographic Records (Deejaymags 2006)

Mejor DJ de Techno (Deejaymags 2006)

Mejor DJ de Techno (Deejaymags 2005)

Mejor Sello de Techno: Pornographic Records (Deejaymags 2005)

Mejor DJ de Techno (Deejaymags 2004)

Mejor Sello de Techno: Pornographic Records (Deejaymags 2004)

Mejor Club: Emotion Tech Club (Deejaymags 2003)

Mejor Track de Techno: Hardsperm (Deejaymags 2003)

Mejor DJ de Techno (Deejaymags 2003)

Mejor Cd Mix Session: Salón de Mezclas (Deejaymags 2002)

Mejor Remix: Electric Deluxe (DJOners 2002)

Mejor Remix: Electric Deluxe (Deejaymags 2002)

Mejor DJ de Techno (Deejaymags 2002)

Mejor DJ del Año (DJOners 2002)

Mejor DJ del Año (Deejaymags 2002)

Mejor Productor de Techno (Deejaymags 2001)

Mejor DJ de Techno (Deejaymags 2000)

Mejor Album Internacional: New Electronic Audio / Architectures (DJOners 2000)

Mejor Album Internacional: New Electronic Audio / Architectures (Deejaymags 2000)

Mejor DJ de Madrid (Deejaymags 1998)

Mejor DJ de Madrid (ATTICA Awards 1996)

CRONICA MUTEK 2021

Hemos sido muy afortunados de poder asistir a Mutek 2021. Acompáñanos, pues, a revivir en primera persona las actuaciones tan innovadoras y talentosas del festival y a conocer como ha sido esta edición tan especial.

Leer más »

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Suscríbete a nuestro newsletter semanal y recibe todo nuestro contenido en tu mail.
Otras noticias

No dejes de leer nuestras últimas noticias sobre música electrónica

Te recomendamos :